19 de noviembre de 2011

El Ocho, Katherine Neville

Buenas tardes de nuevo!
Otro libro en mi haber, y en el de muchas personas, pues ha sido uno de los libros más leídos en el mundo.
Hace muchos muchos años, mientras estaba en el restaurante de mis padres, vi cómo un cliente estaba inmerso en este libro, y desde aquel momento me llamó la atención, sobre todo su título, me resultaba realmente curioso.
Pasó el tiempo y me olvidé un poco de él, hasta que un día vino de nuevo a mi memoria y decidí comprármelo, y así lo hice.
Es un libro que también hace años que leí, pero que se merece un puesto en este blog. He de ser sincera y decir, que recuerdo por encima el argumento, pues con el paso del tiempo hay detalles que se han perdido en mi cabeza. Aunque es la excusa perfecta para releerse un libro que sabes a ciencia cierta que te encantó.
Por ese motivo os lo recomiendo, por la sensación que guardo de él, que creo que debe ser compartida con otros.
Al igual que La Catedral del mar, doy por supuesto que muchísima gente lo habrá leído y lo habrá disfrutado, pero para aquellos pocos que no lo hayáis hecho, no lo dudéis, merece la pena dedicarle unos ratitos al cabo del día para que nos deje buen sabor de boca.

Bueno, y como siempre hago queridos amig@s, os pongo la sinopsis (copiado de Wikipedia, pues no tenía el libro delante para copiarla de la contraportada):
El libro cuenta la historia del ajedrez de Montglane y el ansia de ciertas personas por conseguirlo a lo largo de la historia. Por un lado encontramos a las novicias de la abadía de Montglane: Valentine y Mireille. Ellas, al cierre de la abadía, deberán irse (con varias piezas del ajedrez) con el tío de una de ellas, Jacques-Louis David. El pintor les presentará a Charles Maurice de Talleyrand-Périgord, quién también conoce la historia del ajedrez. Todo esto en el contexto de la Revolución francesa; personajes históricos como MaratRobespierre o Catalina la Grande aparecen en esta parte de la historia para ayudar a encontrar (o conseguir) el ajedrez de Montglane.
Por otro lado está Catherine Velis, una mujer que, sin saberlo, se verá envuelta en la búsqueda del ajedrez casi 200 años después de que éste salga de la abadía de Montglane. Así será como, tras una serie de misterios que suceden a su alrededor (asesinatos incluidos) conocerá al misterioso jugador de ajedrez Alexei Solarin, quién le avisará del peligro que corre. No en vano, y «por motivos de trabajo», pondrá rumbo a Argel, donde nadie es quien parece y la historia del ajedrez de Montglane sigue mas viva que nunca. Con la ayuda de, entre otros, Lily Rad, deberá encontrar las piezas antes de que caigan en las manos equivocadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario