7 de marzo de 2013

Leer en el baño es malo para la salud ¿?

Este artículo me ha resultado bastante curioso. El titular me ha llamado mucho la atención pues nunca había pensado que podría ser perjudicial leer en el baño la típica revista que mucha gente se deja a mano para esos momentos. Cuando he leído el artículo ya me ha quedado más claro que la afirmación de que leer en el baño es malo para la salud no era tan aseverativa. 
Desde mi punto de vista lo realmente perjudicial es no lavarse las manos más que leer algo en el baño.
Bueno, dejo de enrollarme y os dejo que leáis vosotros mismos.

Artículo de www.noticiacuriosa.com

La práctica está tan extendida que ameritó un estudio científico en el Bnai Zion Medical Centre en Haifa, Israel, según el diario The Guardian Ron Shaoul, especialista en gastroenterología pediátrica, elaboró un cuestionario que fue respondido por 500 personas, mujeres y hombres, de entre 18 y 65 años y de diferentes categorías sociales y profesiones.

El 64% de los hombres y el 41% de las mujeres confesaron ser habitués de la lectura en el baño. En general, calificaron el material usado como "cualquier cosa que estuviese a mano"; lo más frecuente, el diario.

Una de las conclusiones del estudio de Shaoul es que existe poca evidencia de que haya una mayor contaminación bacterial entre quienes leen en el baño respecto de los que no lo hacen.

Val Curtis, directora del Centro de Higiene de la London School of Hygiene and Tropical Medicine y confesa practicante de la lectura en el baño, admitió por su parte que existe un riesgo higiénico -posible contaminación del diario o revista con materia fecal-, pero se trata de una probabilidad muy baja y que puede ser reducida a cero con un concienzudo lavado de manos antes de dejar el lugar.

Pero cuidado, los nuevos soportes de lectura pueden encerrar una trampa: los microbios tienen menor sobrevida en superficies absorbentes como el papel de diario, pero resisten por más tiempo en las cubiertas de plástico y especialmente -atención a los fans de las nuevas tecnologías- en las pantallas de los dispositivos electrónicos.

Eso no sería tan grave, afirma Val Curtis, ya que las mismas huellas de nuestros deshechos corporales están presentes en muchos otros objetos que tocamos a diario. Sucede que, con la evolución, el ser humano dedica más atención al riesgo infeccioso y eso lo lleva, a veces, a exagerar los riesgos de contagio.

Según BBC News por lo menos uno de cada diez teléfonos portátiles está contaminado con materia fecal. Así lo estableció un estudio de la London School of Hygiene and Tropical Medicine a partir de muestras tomadas en unos 400 celulares en diferentes ciudades británicas. Econtraron rastros de E. coli (Escherichia coli, una bacteria que habita en el intestino humano) en al menos el 16% de los aparatos. Pero se trata de una realidad no achacable al hábito de leer en el baño sino a la ausencia del hábito de lavarse las manos con jabón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario