11 de agosto de 2014

Cenicienta llevaba tacones de 15 cm, Luján Argüelles


Año de publicación 2014

"... nos queremos, nos apoyamos, nos contamos secretos, alegrías y penas y, de vez en cuando (para qué negarlo), también nos tiramos los trastos a la cabeza"

"Todo ser humano guarda una parte oscura, a veces desconocida para él, de maldad y resentimiento"

¡Buenas tardes!
Me paso para comentaros este libro que escogí porque el título me hizo gracia y también porque Luján Argüelles me cae genial y me encanta como presentadora.

En el prólogo ya advierte que no se considera escritora y que cuando le recomendaron escribir el libro lo hizo con intención de divertir (vamos, que el encargo le llegó de la editorial).
Nos encontramos con un libro de fácil lectura, en sus momentos divertidos pero sin llegar a aspirar a más.
Usa un lenguaje a nivel bastante coloquial, vamos, el que podamos usar el resto de seres humanos cuando nos encontramos entre amigos de confianza. Habrá quién lo considere vulgar, pero siempre será una de esas personas más refinadas, que ni estando en confianza comete un "desliz vocal".
El libro es un fiel reflejo de la personalidad tan arrolladora que muestra esta mujer cuando la vemos por la tele, gamberra, alegre, divertida, actual... Y si todo eso lo juntamos en que el libro nos lo narra en primera persona, hace que la gente se pueda sentir más cercana a la lectura y sentirte como si estuvieses formando parte de su "secta de desalmadas".
Si os apetece pasar un rato con un libro para pasar un rato ameno, divertido, con una lectura ligera, este es el libro para ese momento.

Sinopsis:
Romina, más conocida como Romindela, ya que podría ser la reencarnación del mismísimo Nelson Mandela, es happyhappy. Todo a su alrededor es maravilloso y da constantes lecciones de vida basadas en su experiencia de mujer casada, madre y, por definición, FELIZ. Ufff. ¡Es tan perfecta que da asco! Candela, sin embargo, tiene un historial amoroso más accidentado que un camino de cabras y es una romanticona, ya que su sueño en esta vida desde niña era casarse y tener un Seiscientos, pero sus tropecientas historias de amor han acabado mal; a veces ha sido ella la que decidió dejarles y, en alguna ocasión, la han dejado a ella más plantada que a un ficus. Vamos, un alma en pena, mi amiga Candela… Sara es ninfómana, tiene tres mil contactos en su I-Phone y cada día su agenda presenta un nivel de saturación propio de un programa de eventos de la Casa Real. Sara, Sara… Así son algunas de mis mejores amigas: locas, despreocupadas, desprejuiciadas, alegres, vitalistas, desenfrenadas… Y esto es solo el comienzo, si quieres más, vente conmigo a pasar un buen rato y súmate a «la secta de las desalmadas».

Dónde comprarlo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario